En Casa E tienen miedo

Texto tomado cortesía Casa E

“Arthur Kipps ha vivido aterrado a partir de una experiencia que enfrentó en su juventud. Los terribles eventos que le han sucedido deben ser contados ante un público conformado por familiares y amigos, por lo que decide escribir su historia y buscar la ayuda de John Morris, un escéptico director de escena para que lo oriente a interpretar adecuadamente su texto. Para esto se citan en un viejo teatro. Durante el primer acto, que más bien es de carácter expositivo, el público conoce los pormenores preliminares de la historia y siente la atmósfera inglesa de principios del siglo XX. En el segundo acto, la historia va provocando risas nerviosas que culminan en gritos de franco terror y pavor al final de la historia. Logrando que cada persona se paralice de miedo en su butaca ante todos los fenómenos inexplicables que está presenciando. A fin de cuentas el espectador es quien descubre que la leyenda de “La Dama de Negro” va más allá de una ficción teatral”.

Casa E le apuesta al terror con ‘La dama de negro’, una historia que tras 25 años en temporada en países como México, España e Inglaterra, llega a poner a prueba los nervios de los colombianos. Robinson Díaz protagoniza esta puesta en escena en compañía del mexicano Rafael Perrín, quien además es el director del montaje.

Tras ver una de las 6.100 representaciones con que cuenta ‘La dama de negro’ en México, Robinson Díaz decidió que quería traer este montaje a Colombia: “Es un proyecto que llevo persiguiendo desde hace 3 años. Siempre había querido trabajar en este género.  Haberlo logrado representa para mí un sueño cumplido”,  comenta.

Rafael Perrín, por su parte, es el visionario director, capaz de lograr que este montaje resulte más impactante que la versión literaria original escrita por Susan Hill, así como las versiones cinematográficas que de ella se han hecho. Todo gracias a la magia del teatro: “En el teatro, el público deja de ser un espectador para pasar a ser actor de la obra. Se crea una especie de hipnosis colectiva que hace que en verdad se viva la experiencia.. ¡Se viva el terror!”,  explica.

En escena, Robinson Díaz interpreta a Arthur Kipps, un hombre de mediana edad, atormentado por escabrosas experiencias vividas años atrás en un pueblo de Londres, que tiene la necesidad de contarle a su familia y amigos los recuerdos que le atormentan; para esto se une al joven actor John Morris -interpretado por Perrín – con quien recreará los sucesos que había callado durante muchos años. Esta promete ser una actuación escalofriante.

“Enfrentarme a este personaje ha sido muy difícil. Es físicamente exigente estar a la espera de un evento terrorífico. Lentamente el personaje va llevando al público al centro de terror y eso en el manejo de la voz, los movimientos, las reacciones, es para mí, como si estuviera corriendo una maratón”, agrega Díaz, mientras que Perrín destaca que “será un privilegio ver a Robinson haciendo algo completamente distinto a lo que ha hecho en toda su carrera”.

Al parecer, La Dama de Negro es mucho más que un personaje producto de la imaginación. En México han sido reportados eventos que podríamos llamar paranormales; puertas que se cierran, apariciones en fotografías, sombras, toques y sonidos que asustan por igual a periodistas, espectadores e integrantes del grupo. La leyenda de ‘La dama de negro’, se sale de la ficción y podría estar esperando por ti en la butaca de al lado.

Casa E se lanza sin miedo a presentar este proyecto innovador e impactante. Una atmósfera sombría, un par de sillas, un baúl y la fuerza de la imaginación bastarán para completar el conjuro.

¿Vas a venir… O tienes miedo?

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0